Entra en vigor la Ley de vivienda en España

La esperada ley de vivienda entra en vigor en España, estableciendo limitaciones en los precios de alquiler y penalizaciones para las viviendas vacías.

Finalmente, después de más de dos años de negociaciones, la ley de vivienda entrará en vigor este viernes tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El Senado aprobó la norma sin cambios, tal como se esperaba, evitando que el proyecto tuviera que regresar al Congreso y permitiendo su implementación antes de las elecciones del 28 de marzo. Como se preveía, la mayoría formada por el PSOE y sus aliados de ERC y EH Bildu rechazaron todos los intentos de la oposición por derribar la norma, y no se admitieron cambios parciales en el texto original aprobado por el Congreso.

Los mismos grupos que votaron en contra de la ley en el Congreso, como el PP, Vox, Cs, PNV, Junts y otras formaciones más pequeñas, también se opusieron a su implementación. Criticaron la rápida tramitación en el Senado, donde se aprobó por vía de urgencia. Según el senador de Junts, Josep Lluís Cleries, la ley es una «chapuza legislativa» y está más preocupada por las elecciones que por su contenido. Algunos senadores de la oposición lamentaron haber tenido solo tres días hábiles para presentar enmiendas.

Estas son las principales características de la ley de vivienda que regirá en España a partir de ahora:

  1. Regulación del precio del alquiler: La medida estrella de la norma permite a comunidades y ayuntamientos determinar zonas de mercado tensionado para establecer limitaciones a los precios del alquiler. Una zona será considerada tensionada si cumple al menos uno de los siguientes requisitos: que el costo del alquiler y los suministros básicos supere el 30% de la renta media de los hogares, o que el precio de compra o alquiler de vivienda haya aumentado al menos tres puntos más que el IPC en los últimos cinco años.

 

En estas zonas tensionadas, las limitaciones de precios para los alquileres serán diferentes según si el propietario tiene más o menos de diez viviendas. Los grandes tenedores (más de diez viviendas) tendrán precios más regulados y estarán obligados a rebajar los precios hasta un límite máximo establecido por el Ministerio de Transportes a través de un índice. Los pequeños propietarios que alquilen una vivienda por primera vez también estarán sujetos a regulaciones, pero los que ya alquilan una vivienda tendrán una regulación más flexible y solo podrán subir el precio en un 10% si han realizado obras de rehabilitación o mejora que representen al menos el 10% del valor de compra del piso.

 

  1. Subidas anuales no sujetas al IPC: La ley introduce cambios en la actualización anual de las cuotas del alquiler. A partir de 2025, se establecerá un nuevo índice para limitar la subida anual de las cuotas, pero aún no se ha acordado la fórmula concreta. Hasta entonces, se aplicará un límite del 2% en 2023 y del 3% en 2024, independientemente del nivel de inflación. Los caseros no podrán aumentar el precio de los contratos existentes por encima de estos porcentajes.

  2. Más deducciones fiscales para propietarios: Los propietarios de viviendas en alquiler podrán beneficiarse de nuevos incentivos fiscales si cumplen ciertas condiciones. Actualmente, pueden desgravarse el 60% de la cantidad que cobran al inquilino en el pago del IRPF. En las zonas tensionadas, esta deducción se reducirá al 50%. Sin embargo, dependiendo de los precios que los propietarios establezcan para sus viviendas, estas deducciones podrán aumentar considerablemente. La desgravación fiscal aumentará hasta el 90% si el propietario rebaja el precio del alquiler al menos un 5% en comparación con el contrato anterior. También aumentará al 70% si se alquila a jóvenes de entre 18 y 35 años o si se alquila a la administración pública para el régimen de alquiler social. Esta parte de la ley entrará en vigor el 1 de enero de 2024.

  3. Penalizaciones fiscales a las viviendas vacías: La ley permitirá a los ayuntamientos penalizar económicamente a los propietarios de viviendas vacías para fomentar que salgan al mercado. Esta penalización se implementará a través de un recargo en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de hasta el 150%. Se considerará que un inmueble está «desocupado con carácter permanente» cuando permanezca vacío sin una justificación durante más de dos años y su propietario tenga cuatro o más viviendas.

  4. Los honorarios de la inmobiliaria serán pagados por el propietario: La nueva ley prohíbe que la inmobiliaria exija al inquilino el pago de sus honorarios. En cambio, será el propietario quien asuma los costes de contratar los servicios de la inmobiliaria para alquilar su piso.

 

Estas son las principales novedades de la ley de vivienda que entrará en vigor en España, con el objetivo de regular el derecho a la vivienda y abordar problemas como el precio del alquiler, las subidas anuales, las deducciones fiscales y las viviendas vacías.

Etiquetas

Comparte este artículo:

Te puede interesar

Suscríbete a EasyLaw Magazine

Recibe cada martes la revista en tu email con las últimas novedades del sector legal

No te haremos spam