Usar las IA’s para estafar

Como todo aquello que es nuevo o que implica una innovación, siempre habrá su uso bueno y su uso malo. Y no es que nos volvamos moralistas con la idea del bien y del mal, sino que realmente, cada “cosa nueva” que sale al mercado siempre tendrá unas consecuencias positivas o negativas o, mejor dicho, personas que lo usarán para lo que está previsto y otras que harán justamente lo contrario. O, como también coloquialmente se conoce a esta idea:

“hecha la Ley, hecha la trampa”

Cuando Internet dio sus primeros coletazos, el acceso de todo el mundo a toda la información fue un avance, sin duda, increíble. Igual que también se disparó el número de estafas y engaños producidos a través de internet. Por ello, ahora nos vamos a situar en un escenario aún más moderno: las Inteligencias Artificiales. ¿Puede este novedoso invento tan popular y positivo, convertirse en un arma de doble filo? Pues por supuesto que sí y aquí haremos un resumen de las estafas más famosas hechas con IA’s.

  • Si bien las IA tienen muchos beneficios y aplicaciones positivas, también es posible que se utilicen para actividades fraudulentas, cómo por ejemplo, el phishing con IA. Los estafadores pueden utilizar IA para crear correos electrónicos o mensajes de textos falsos y convincentes que imitan a personas reales o empresas legítimas. Estos mensajes pueden engañar a los destinatarios para que revelen información personal, como contraseñas o datos financieros.
  • También nos encontraremos el fraude en atención al cliente. Algunas estafas pueden implicar el uso de chatbots o asistentes virtuales falsos que simulan ser servicios de atención al cliente legítimos. Estos chatbots pueden recopilar información sensible de los usuarios o intentar persuadirlos para que realicen acciones fraudulentas.
  • La famosa y preocupante manipulación de información. Las IA pueden ser entrenadas para generar y difundir información falsa o engañosa en línea. Esto puede incluir la creación de noticias falsas, rumores o campañas de desinformación con el objetivo de manipular los mercados financieros o influir en la opinión pública.
  • El peligroso fraude en transacciones financieras. Las IA pueden ser utilizadas para ejecutar estafas en línea, como el robo de información de tarjetas de crédito, el fraude en la publicidad en línea o la manipulación de sistemas de comercio automatizados para obtener ganancias ilícitas.
  • Y, finalmente, la suplantación de identidad. Las IA pueden ser utilizadas para imitar la voz o la apariencia de una persona real y engañar a otros individuos. Esto podría utilizarse para realizar llamadas telefónicas fraudulentas, participar en extorsiones o engañar a las personas para que realicen acciones perjudiciales. A esta nueva práctica se le llama los “deep fakes”.

 

Los ‘deepfakes’ han generado una gran preocupación entre los expertos, quienes advierten sobre el potencial de esta tecnología para permitir la suplantación de identidad de una manera casi indetectable. No se trata solo de robar la imagen de alguien, sino también de manipular su voz mediante la técnica conocida como ‘deepvoice’. Incluso se han reportado casos de llamadas falsas que buscan obtener muestras de audio engañosas. Además, los ‘deepfakes’ han sido utilizados de manera perjudicial, como en la creación de grabaciones pornográficas para difamar a personas o en campañas electorales con fines políticos. Los expertos en ciberseguridad están trabajando incansablemente para desarrollar herramientas que permitan detectar estas falsificaciones, que van más allá de las simples noticias falsas.

¿Qué podemos hacer ante las estafas con clonación vocal?

En primer lugar, es importante que se sensibilice a todo el público que potencialmente pueden ser víctimas de suplantación de voz por IA’s. Debemos informar a nuestros clientes y compañeros que tengan una actitud de alerta y precaución en el momento de proporcionar información personal o confidencial a menos que estés seguro de la legitimidad de la llamada.

No obstante nuestra intención de mantener todo el rigor del mundo hacía este tipo de estafas, es normal que suceden y nos convirtamos en víctima, en cualquier momento. Mi recomendación si esta desgracia llega a suceder es, en primer lugar, documentarlo todo.  Reúne toda la información relevante relacionada con la estafa. Esto incluye correos electrónicos, mensajes, capturas de pantalla, registros de transacciones y cualquier otra evidencia que puedas recopilar. Mantén un registro detallado de las fechas, horas y cualquier detalle relevante sobre el incidente.

Seguidamente, tanto si eres tú la víctima como el abogado de la misma, recuerda denunciar la estafa en la Comisaría de Policía Nacional u Autonómica más cercana. Muestra las pruebas que hayas podido recopilar y activa todos los seguros y aseguradoras que puedan ayudarte a hacerse cargo de parte de la estafa (si, muchos seguros cubren este tipo de estafas).

Haz correr la voz y notifica a las plataformas involucradas: Si la estafa se llevó a cabo a través de una plataforma en línea o redes sociales, comunícate con el equipo de soporte o servicio al cliente de dicha plataforma y proporciona todos los detalles relevantes. Esto ayudará a que tomen medidas para investigar y tomar medidas contra los estafadores.

¡No lo dudes ni un segundo! Cambia tus contraseñas. Si sospechas que tus credenciales de inicio de sesión han sido comprometidas, cambia todas tus contraseñas de forma inmediata. Utiliza contraseñas fuertes y únicas para cada cuenta y considera la posibilidad de habilitar la autenticación de dos factores siempre que sea posible.

Y, como recomendación final, utiliza herramientas de seguridad. Instala y actualiza regularmente un software antivirus confiable, un cortafuegos y otras herramientas de seguridad en tus dispositivos. Esto te ayudará a protegerte de posibles amenazas en línea, incluidos los intentos de estafas basadas en IA. Recuerda que es importante estar atento y educarse sobre las prácticas de seguridad en línea. La prevención es fundamental para evitar caer en estafas, incluso aquellas que involucran inteligencia artificial.

Es importante destacar que, si bien las IA pueden ser utilizadas en estafas, no son inherentemente maliciosas. Las acciones fraudulentas son llevadas a cabo por personas que aprovechan las capacidades de las IA para sus propios fines. Como usuarios, es esencial mantenerse informado, estar atento a posibles señales de estafa y utilizar medidas de seguridad, como verificar la autenticidad de las fuentes y proteger la información personal.

¿Quieres leer más artículos de nuestra colaboradora Andrea Mendiola? ¡Pulsa aquí

Etiquetas

Comparte este artículo:

Te puede interesar

Suscríbete a EasyLaw Magazine para recibir cada martes en tu correo las noticias más relevantes del sector legal.

Suscríbete a EasyLaw Magazine

Recibe cada martes la revista en tu email con las últimas novedades del sector legal

No te haremos spam