Incendios azotan Grecia, Argelia e Italia

El sur de Europa y el norte de África se enfrentan a un verano avivado por los incendios forestales, exacerbado por las altas temperaturas y el viento constante. La situación ha dejado un trágico balance en diferentes países de la región.

Incendios azotan Grecia, Argelia e Italia

En Argelia, las altas temperaturas han alcanzado niveles extremos, registrándose hasta 50 grados Celsius a la sombra en la capital, Argel, y varias provincias costeras. Esta ola de calor ha propiciado la propagación del fuego, resultando en 34 víctimas mortales, incluyendo una decena de militares, y numerosos heridos. Los incendios se han extendido por 16 ciudades del noroeste de Argelia, forzando la evacuación de alrededor de 1.500 personas de Fenaya y Zbarbar. A pesar de los esfuerzos por combatir las llamas, los servicios meteorológicos advierten que una nueva ola de calor con temperaturas de hasta 48 grados Celsius afectará a todo el país.

En Grecia, los incendios han tomado una rápida expansión debido a las elevadas temperaturas, alcanzando valores alarmantes, como los 46,4 grados Celsius en la región del Peloponeso. Estos incendios han arrasado al menos 34.000 hectáreas de terreno forestal y agrícola en todo el país. En la isla de Rodas, un incendio fuera de control ha obligado a evacuar a unas 19.000 personas durante varios días, mientras que más de 70.000 turistas han abandonado la isla. Las llamas han causado daños significativos al ecosistema, incluyendo la destrucción de más de 14.000 hectáreas de bosques y la pérdida de vidas animales, incluida una especie de gamo en peligro de extinción.

Italia también ha sido afectada por incendios en la isla de Sicilia, donde las altas temperaturas han superado los límites. El fuego ha avanzado de manera implacable, provocando el cierre del aeropuerto de la isla y resultando en la muerte de cinco personas. En otras regiones de Italia, como Cascais, cerca de Lisboa, un incendio de grandes dimensiones ha obligado a evacuar una aldea y ha requerido una considerable cantidad de bomberos para combatirlo.

Las olas de calor, junto con la falta de precipitaciones y la sequedad del suelo, han creado condiciones propicias para la propagación de estos devastadores incendios. Los expertos advierten que este verano ha batido récords en términos de temperaturas, augurando mucho trabajo para los cuerpos de bomberos y equipos de lucha contra incendios.

Es fundamental tomar conciencia sobre la gravedad de la situación y tomar las medidas necesarias para prevenir y controlar estos incendios forestales, que representan una amenaza significativa para la vida humana, la biodiversidad y el medio ambiente en general. La colaboración internacional y los esfuerzos coordinados son imprescindibles para abordar este desafío común que afecta a países de distintas regiones.

Etiquetas

Comparte este artículo:

Te puede interesar

Suscríbete a EasyLaw Magazine para recibir cada martes en tu correo las noticias más relevantes del sector legal.

Suscríbete a EasyLaw Magazine

Recibe cada martes la revista en tu email con las últimas novedades del sector legal

No te haremos spam